Catastro regulariza 2.493 inmuebles en Bembibre

panoramica-1_01

 

 El ayuntamiento ingresará 595.618,95 euros correspondientes a la regularización de los últimos cuatro años

El incremento de ingresos permitirá al consistorio rebajar el tipo impositivo del IBI

 

 

La revisión de inmuebles que el catastro está realizando en todo el país está sacando a la luz numerosas construcciones, ampliaciones o rehabilitaciones no declaradas lo que supone un agravio comparativo  con aquellos ciudadanos que cumplen estrictamente sus obligaciones. Ll revisión catastral en el municipio de Bembibre ha afectado a un total de 2.493 inmuebles.

Edificios de nueva construcción, antiguas casas rehabilitadas que han cambiado su valor, ampliaciones, casetas de servicios y otras obras realizadas desde la última revisión catastral que se efectuó en Bembibre en 1999. Todas ellas pasan ahora al listado de propiedades en base a las que el consistorio obtendrá la principal fuente de ingresos para gestionar los distintos servicios que ofrece.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En las revisiones catastrales realizadas, aunque se han efectuado sobre las modificaciones de los últimos 8 años, se ha girado a los propietarios la diferencia de valor de los últimos cuatro años lo que supone una recaudación de 595.618,85 euros que deberían haber sido abonados entre 2012 y 2016.  

Una vez realizada esta regularización el proceso continúa con la actualización del listado del catastro en las bases municipales para establecer así el ingreso definitivo que supondrá el IBI a las arcas municipales una vez incluídas las edificaciones que hasta ahora no pagaban. En base a esa recaudación definitiva será el ayuntamiento quien estudie la modificación del tipo aplicable.

panoramica-2_01

Actualmente el Tipo aplicable está en el 0,68, y desde el equipo de gobierno se ha comprometido una reducción para la próxima anualidad, aún sin fijar “Lo máximo que nos permita el incremento definitivo de los ingresos una vez que paguemos todos”, ha avnzado el alcalde cuya afirmación dejaría el tipo impositivo en un máximo del 0,60 para la próxima anualidad.